Milagros de San Chárbel

Como habrás leído en publicaciones anteriores, San Chárbelpor su poderosa intercesión ante dios para cumplir milagros fue beatificado en 1965 por su Santidad Pablo VI en compañía del cardenal Pablo Meouchi. El cardenal Pablo Meouchi estuvo presente en la ceremonia ya que en esos momentos era el Patriarca Maronita de Antioquía.

Hasta la fecha a San Chárbel se le han atribuido diversos milagros, aquí en su blog te contamos algunos de los más importantes:

1. Iskandar Oubeid

En 1937 en la región de Baaddat, Iskandar Oubeid a causa de un accidente se quedó tuerto, después de dicho incidente el Dr. Neguer lo examinó yobservó que la situación de Iskandar no iba a mejorar por lo que le aconsejó se arrancara el ojo, para que no le infectara el otro que estaba sano. No conforme con esta opinión Iskandar fue con los mejores especialistas entre ellos el Dr. Salhab quienes también le recomendaron arrancarse el ojo.

Su situación no tenía remedio hasta la aparición de los milagros de San Chárbelen 1950. Iskandar rezó y comulgó mucho, hasta que un día logro ver a San Chárbel en su sueño donde le dijo que tenía que ir al convento. Iskandar hizo caso y fue al monasterio de San Marón donde pasó todo el día rezando, tanto fue el cansancio de Iskandar por rezar que se quedó dormido junto al sepulcro.Una vez ahí, al despertar sentía un dolor en el ojo, el cual al parecer era positivo.

Pablo Meouchi, Pablo AgustinMeouchi, Pedro Pablo Meouchi, Pablo AgustinMeouchiSaadePablo MeouchiSaade, Edmundo Meouchi, Meouchi, MeouchiSaade, AgustinMeouchi, San Charbel, San Marón, JoséMeouchi, José Pablo Meouchi
Iskandar Oubeid obteniendo el milagro de San Chárbel

Cuando volvió a su casa en Baabdat, el dolor que tenía en el ojo era insoportable, por la noche una vez más se quedó dormido, tuvo un sueño en el que se veía así mismo en la entrada del convento de San Marón, en el sueño había un sujeto en un coche de carga que le atravesaba el ojo con una barra de hierro, en ese momento despertó muy asustado. Tiempo después volvió a tener el mismo sueño, pero ahora un monje le aplicaba una sustancia en el ojo y le dijo “sufrirás mucho pero finalmente vas a curarte”.

Al despertar Iskandar vio escritas en el suelo las siguientes palabras “Padre Chárbel, servidor de dios” impactado por este suceso cubrió su ojo que estaba en buen estado y pudo ver la imagen del santo frente a él. Feliz por el milagro que acaba de ocurrir él y su esposa comenzaron a gritar de alegría.

2. Sor María Abel Kamary

En Hammana nació la hermana Marie Abel Kamary. En 1929 entró al convento de las hermanas del Sacro Corazón. Por el año de 1936 comenzó un periodo que debilitó la salud de la hermana a causa de dolores de estómago y vomito. Después de ser examinada por varios especialistas se determinó que sufría de una ulcera gástrica.

Por medio de diversos exámenes radiológicos se reveló que su hígado, la vesícula biliar y los riñones estaban afectados y no funcionaban de manera correcta. A pesar de ser operada en dos ocasiones, no hubo ningún resultado positivo. Los dolores cada vez eran más fuertes. Durante catorce años tuvo que vivir con todos esos dolores.

Pablo Meouchi, Pablo AgustinMeouchi, Pedro Pablo Meouchi, Pablo AgustinMeouchiSaadePablo MeouchiSaade, Edmundo Meouchi, Meouchi, MeouchiSaade, AgustinMeouchi, San Charbel, San Marón, JoséMeouchi, José Pablo Meouchi
SAN CHÁRBEL ORANDO

Su aspecto cada vez era más lamentable, perdió muchos kilos debido a que vomitaba mucho y sufría intensos dolores de huesos. Los síntomas cada vez eran mayores; parálisis de la mano derecha, irritación de los dientes etc. Ella sabía que el fin estaba cerca.

Tiempo después la hermana Marie escuchó de los milagros de San Charbel, por ello empezó a implorar por su intercesión hasta que logro verlo en su sueño, en el cual el Padre Chárbel levanto sus manos y la bendijo. Al ver esto la hermana Marie decidió visitar Annaya con el resto de las hermanas, al llegar su condición ya era muy deplorable.

Una vez en el convento la llevaron al sepulcro del Santo, se dice que cuando tocó la tumba sintió una corriente en la espalda. Mientras rezaba a lado de la tumba vio el nombre de San Chárbel escrito en losa y coronado de gotas de sudor brillantes. Con el velo que llevaba seco las gotas y se las puso donde tenía los dolores. De pronto se levantó y camino. Todas las hermanas comenzaron a dar gritos de alegría y felicidad.

En posteriores artículos te traeremos otros milagros del Santo Chárbel.

Con información de:

https://www.sancharbel.org.mx/bienvenidos/milagros-y-testimonios/

No olvides visitar nuestra página web dedicada al Cardenal Pablo Meouchi.

www.pablomeouchi.com

También puedes suscribirte a nuestro canal de YouTube

Pablo Meouchi: https://www.youtube.com/channel/UCeETUiMJNBSlchI3Li3DO8Q

Aquí encontraras mucha información sobre la iglesia católica.

Advertisements

LOS MARONITAS…LA IGLESIA DE SAN CHÁRBEL (SEGUNDA PARTE)

LOS MARONITAS Y ROMA

Si el mundo ignora las peleasde los maronitas contra los errores y si los discípulos de San Marón llegaran alguna vez a dudar de su identidad, o si los adversarios tratan de denigrar el papel importante que los maronitas juegan en la vida de la Iglesia, los Papas de Roma, sin embargo, han prestado con sus bondadosas palabras un testimonio importante que llena de orgullo a todos los discípulos de San Marón:

Así León X, escribía, en 1515, al Patriarca maronita : ” conviene que alabemos y bendigamos la divina clemencia, porque entre las naciones orientales infieles y en los campos del error, haya el Altísimo querido que sean los maronitas casi rosas entre espinos”. Clemente XII en 1735 , califica a la nación maronita de “Rosa entre las espinas, de roca solidísima contra la cual se rompen las furias de la infidelidad y de las herejías”. Y San Pío X, entre otras palabras, dice, hablando de los maronitas” Amamos a todos los cristianos del Oriente, pero los Maronitas ocupan un lugar especial en nuestro corazón porque han sido en todo tiempo la alegría de la Iglesia y el consuelo del Papado…, la fe católica está arraigada en el corazón de los Maronitas como los muy antiguos cedros están hincados por sus potentes raíces en las altas montañas de su patria”.

No es necesario hablar más sobre este sublime aprecio de los Papas a los Maronitas y es muy elocuente la actitud de los últimos Pontífices que convivieron con los recientes dramas que afectaron a los maronitas en la última guerra que castigó cruelmente durante 17 años al Líbano. Las palabras, los gestos, la preocupación casi diaria y la manifestación continua del afecto más puro y sincero del actual papa Juan Pablo II hacia el Líbano, han sido un bálsamo para el dolor del pueblo maronita y una fuerte dosis de esperanza para los creyentes de San Marón en su lucha por sobrevivir. Recientemente, a una Asamblea especial del Sínodo de los Obispos dedicado al Líbano, como también, la visita del Sumo Pontífice a la tierra de los fenicios, no fue sino una prueba a más del amor que tiene el Papa por los cristianos del Líbano y en particular por el destino de la Iglesia Maronita.

Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi, Pedro Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi Saade San Charbel, José Meouchi, Grupo Jezinne, Maronitas.

LOS MARONITAS Y EL LIBANO

Perseguidos a razón de su fe, los maronitas se escondieron en el Líbano, encontrando en él un lugar de libertad y con el espíritu tenaz cambiaron su árido suelo en un renaciente y fecundo vergel. Su historia se identificó con la historia del Líbano y no será extraño verlos defender su patria con valentía, sangre y heroísmo. Jamás el Líbano, único baluarte del cristianismo en oriente, se dejó avasallar por sus enemigos, gracias a la lucha de los maronitas y sus hermanos libaneses”Toda la Siria, escribía Jaled el conquistador árabe, cayó como un camello, el Líbano solo quedó erguido”. ¡Solo Dios sabe cuanta sangre vertió la nación maronita en esas luchas de exterminio que acompañaron su 13 siglos de caro fue el precio que pagó la nación maronita por causa de la ayuda que prestaron sus fuerzas a los cruzados, en su marcha al santo Sepulcro. Terminada la conquista europea, todo el odio de sus enemigos cayó sobre el Líbano, ensangrentando sus campos y arrasando su territorio. Esta historia dolorosa no se cerraba sino a cortes intervalos de tiempo, para volver a abrirse más triste y verter más sangre mártir. Tales fueron las matanzas feroces de los años 1834, 1845, 1860, 1914, 1920, 1925 y últimamente en la guerra de 17 años que comenzó el 13 de abril 1975.

No tiene caso continuar a deplorar los tristes y dramáticos episodios que ya son patrimonio de la historia; pero es necesario que los maronitas se sienten responsables de la vida o de la muerte del Líbano, único territorio donde se sienten dueños de su destino y donde radica la Iglesia madre que organiza su rito y que vela por la integridad de su fe y la sanidad de sus tradiciones. Como es Roma para los católicos, Armenia para el pueblo armenio, Palestina para los palestinos e Israel para el pueblo judío, así es de importante Líbano para los maronitas. Sin una tierra no se puedeganar una existencia permanente y digna, y sin el Líbano el maronita se siente desamparado, desorientado y errante.

Pero al mismo tiempo los maronitas son conscientes de que no son ellos los únicos dueños de la tierra de los Cedros, por esto siempre buscan abrir  sus corazones a todos los habitantes que integran el territorio libanés para que puedan construir un Líbano libre, unido y soberano, donde el perseguido encuentra un refugio seguro y donde convivan pacíficamente las diversas comunidades que profesan distintas religiones y siguen diferentes ideologías.

Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi, Pedro Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi Saade San Charbel, José Meouchi, Grupo Jezinne, Maronitas.De este modo, no todos en Líbano son Maronitas, ni todos los Maronitas son libaneses, pero sí, todos los maronitas deben defender la soberanía del Líbano, si quieren apoyar a su Iglesia madre y sentirse como miembros de una única familia que tiene sus raíces en el Líbano.

Las principales comunidades maronitas están hoy en Siria y Líbano, aunque dado que ha sido una comunidad propensa a la emigración, hay numerosos maronitas también en Australia, Francia, Estados Unidos, Brasil, México y Argentina.

Con información de

https://parroquiaicm.wordpress.com/2009/02/09/¿quienes-son-los-maronitas/