La Historia de San Charbel

San Chárbel fué un sacerdote libanes nacido bajo el nombre de YusefMakhlouf el 8 de mayo de 1828 en Bakafra, Su padre murio cuando este apenas tenía tres años, su madre se casó nuevamente con un hombre muy devoto a quien Yusef ayudaba en las labores de la iglesia. Cuando cumplió 14 años pastoreaba ovejas y frecuentemente y después se refugiaba en una cueva donde pasaba horas en oración. Gracias al ejemplo de su padrastro y de dos tíos maternos que eran ermitaños de la Orden Libanesa Maronita, Yusef siendo aún adolescente ya llevaba una vida ascética y de profunda oración.

Con 23 años siente el llamado de Dios y decide entrar el Convento Maronita de Ntra. Señora de Mayfouq, cambiando su nombre bautismal por “Chárbel” (Fray Chárbel). En 1853, en el convento de Anaya, profesa los votos perpetuos como monje y en 1859, el 23 de junio, es ordenado sacerdote.

¿Por qué es Santo?

  1. En primer lugar, por la vida ejemplar que llevaba la cual era muy parecida a la de Jesucristo.
  2. En segundo lugar, por una serie de prodigios que le dieron celebridad y popularidad después de su muerte:
  3. Su tumba fue inmediatamente rodeada por un aura brillante que permaneció durante 45 días.
  4. Su cuerpo se ha mantenido incorrupto como si estuviera vivo
  5. Se dice que en ocasiones su cuerpo suda sangre.

Debido al constante culto del pueblo hacia el Padre Chárbel, en 1925, el Padre Superior General Ignacio Dagher solicita la apertura del proceso de beatificación. Siendo beatificado el 5 de diciembre de 1965 por el Papa Pablo VI en compañía del Patriarca maronita Pedro Pablo Meouchi. Finalmente, el mismo Papa, lo canoniza el 9 de octubre de 1977.

La tradición de los listones de colores

Como bien se sabe en la Iglesia católica veneramos a los santos y tenemos la costumbre de hacerles diferentes peticiones. San Chárbel no es la excepción, sin embargo, la forma de solicitar la petición es un poco distinta. A San Chárbel hay que escribirle la petición en un listón de cualquier color (excepto negro o blanco) para que nos ayude a interceder ante Dios por nuestra necesidad.

Esta costumbre se volvió popular en el centro histórico de la Ciudad de México, específicamente en la Catedral Maronita.

Un día una fiel preocupada por una enfermedad que no sanaba paso a orar para pedir la misericordia de Dios y viendo la imagen de San Chárbel le pide su ayuda, sin embargo, es tanta su angustia que decide dejarle por escrito la petición para que no la olvide y al no encontrar papel para anotarla lo hace en un pedazo de listón que acababa de comprar en una de las tantas mercerías que rodean dicha Catedral. Pasado el tiempo regresa agradecida por que Dios le había sanado por la intercesión de San Chárbel y en gratitud le deja otro listón.

Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi, Pedro Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi Saade San Charbel, José Meouchi, Grupo Jezinne

A pesar de que los listones de peticiones no existían antes de San Chárbel, el Padre maronita Rogelio Peralta Gómez explica que Teodoreto de Ciro documentó en el siglo V la práctica del uso de listones con la intención de proteger de epidemias los recintos religiosos.

En conclusión

Esta tradición ha trascendido fronteras y es común ver en otros países imágenes del santo maronita con vistosos listones atados a su cuello, brazos y pies. Sin embargo, este tipo de actos pueden llevarnos a pensar que es el listón el que presenta el poder de resolver nuestra dificultad cuando en realidad no es así y con relación a esto, la Iglesia Católica no reconoce que los listones tengan alguna cualidad especial y recomienda que todo acto de esta naturaleza sea hecho libre de todo pensamiento mágico o supersticioso.

Los santos fueron Seres Humanos con virtudes y errores al igual que nosotros, sin embargo, lograron la Santidad debido a que se esforzaron por llevar una vida santa a la luz de la Palabra de Dios. Los milagros son concedidos por Dios todo poderoso, no por laforma en que llevamos nuestra vida, sino por la fuerza de nuestra Fe. Los santos únicamente interceden en nuestro favor.

Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi, Pedro Pablo Meouchi, Pablo Agustin Meouchi Saade San Charbel, José Meouchi, Grupo Jezinne

Con información de: https://catoliscopio.com/2017/07/24/san-charbel-y-los-listones-de-colores/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s